Putin recibe a Valeri Boyárinev, sujeto en prisión, pasa muerte en la celda de Navalni |  Internacional

Putin recibe a Valeri Boyárinev, sujeto en prisión, pasa muerte en la celda de Navalni | Internacional

Alexei Navalni, el enemigo político número uno de Vladímir Putin, fue asesinado en circunstancias extras en la celda del pasado viernes, el 16 de febrero. Tres días después, el presidente ruso ascendió al rango de coronel general al mando y ordenó limitar la alimentación de los disidentes en las cárceles. El primer sujeto del Servicio Penitenciario Federal, Valeri Boyárinev, y tres miembros más de la organización recibieron su ascenso este mes, siguiendo la cifra del decreto firmado por el apoderado. Este aumento provocó indignación en el círculo contrario. “Una recompensa personal de Putin por la tortura y el asesinato”, denunció el director de su organización, la Fundación Anticorrupción, Ivan Zhdanov.

Boyárinev giró una orden en 2023 a la prisión IK-6 de la región de Vladimir, donde se cruzó con Navalni ―a finales de diciembre pasado fue trasladado a un penal de la región de Yamal-Nenets, en el Círculo Polar Ártico―. , la cantidad de dinero que el opositor podría comprar al mes en el sótano de la prisión, más que el millón que enviaría a la celda de castigo, debería limitarse a un coste de 5.000 rublos (unos 50 euros al cambio).

“Navalni escribe que alguien sacado de una colonia penal siempre tiene un prisionero”, hablaba con el equipo contrario desde hacía un año. “Esta es una forma de presión; cualquier alimento, como estos, vale la pena: ‘Dame un alimento cocido, te lo saco y me sentiré como una papila’. Estoy en un restaurante con una estrella Michelin”, destacó la opositora Fundación Anticorrupción, declarada extremista por el Kremlin.

“En la prisión IK-6 hay mil motivos formales para evitar darle a Alexéi una comida digna”, explica su organización. “O no tomas los formularios o no te gusta la hora o el día en que los recibes. En abril se quedaron pegados al punto de entrega”. Tras informar de su situación, el equipo disidente giró la tarjeta de Boyárinev para limitar la posibilidad de delito por parte del delincuente.

El financiador de la plataforma contra la tortura en las prisiones rusas Gulagu Net (No más gulag, en referencia a los campos de prisioneros políticos del régimen soviético), Vladímir Osechkin, denunció por su parte estas protestas. Boyárinev era el encargado de supervisar los castigos contra los prisioneros. de la guerra de Ucrania contra el propio Navalni. Esta veterana organización de defensa de los derechos humanos ha revelado otras torturas carcelarias en el pasado, como violaciones de prisioneros en 2021 que resultaron en la desestimación de varias órdenes de prisión de alto nivel.

Boyárinev, en “un acto insólito entre los jefes del servicio penitenciario”, tras informar a los independientes rusos, comentó la situación de Navalni ese mismo año. El alto cargo recordó que el opositor no tenía derecho a votar en las elecciones legislativas celebradas en 2021. “Los condenados cuyas sentencias han entrado en vigor legalmente, según la legislación rusa, no votan. En nuestro país sólo votan anticipadamente las personas que conocen en los centros penitenciarios o esa sentencia no ha entrado en vigor”, explicó el funcionario.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

suscribir

Además de Boyárinev han ascendido a otros generales de casi todos los cuerpos de seguridad del Kremlin, incluidos miembros del Ministerio del Interior, la Guardia Nacional y el Comité de Investigación.

Sigue toda la información internacional en FacebookXo en nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_